Introducción al Blog

Esta es la pregunta que se produce hacia el final de cualquier seminario de Dirección o Management que tengo la oportunidad de desarrollar. Este blog quiere ser un lugar de encuentro para personas, videos, textos, cuentos, historias, músicas, paisajes... motivadores.

¡Claro que la motivación es la puerta que lleva al éxito! Pero es una puerta que se abre desde dentro.

Aunque se abra hacia afuera.

La pregunta es una trampa. Porque no se trata de quién. Sino de qué.

A través del Camino uno crece

 

Imposible atravesar el camino de la vida ...
sin que un trabajo salga mal hecho,
sin que una amistad cause decepción,
sin padecer algún quebranto de salud,
sin que un amor nos abandone,
sin que nadie de la familia fallezca,
sin equivocarse en un negocio.

Ese es el costo de vivir.

Sin embargo lo importante no es lo que suceda sino como se reacciona.
Si te pones a coleccionar heridas eternamente sangrantes,

vivirás como un pájaro herido incapaz de volver a volar.

Uno crece...

Uno crece cuando no hay vacío de esperanza,
ni debilitamiento de voluntad, ni pérdida de fe.
Uno crece cuando acepta la realidad y tiene aplomo de vivirla.

Uno crece cuando acepta su destino,

pero tiene la voluntad de trabajar para cambiarlo.


Uno crece asimilando lo que deja por detrás,

construyendo lo que tiene por delante

y proyectando lo que puede ser el porvenir.

 

 

ruedas bicicleta

 

 

Crece cuando supera, se valora y sabe dar frutos.

Uno crece cuando abre camino dejando huellas,

asimila experiencias...

¡Y siembra raíces!

Uno crece cuando se impone metas,

sin importarle comentarios negativos, ni prejuicios,
cuando da ejemplos sin importarle burlas, ni desdenes,
cuando cumple con su labor.

Uno crece cuando

es fuerte por carácter,
sostenido por formación,

sensible por temperamento...
¡Y humano por nacimiento!

Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas,
recoge flores aunque tengan espinas y
marca camino aunque se levante el polvo.

Uno crece cuando se es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones,

capaz de perfumarse con residuos de flores...
¡Y de encenderse con residuos de amor!

Uno crece ayudando a sus semejantes,
conociéndose a sí mismo

y dándole a la vida más de lo que recibe.

Uno crece cuando se planta para no retroceder...
Cuando se defiende como águila para no dejar de volar...
Cuando se clava como ancla porque no olvida quien es

y se ilumina como estrella porque no olvida quien quiere ser

Entonces, en ese camino, a través de ese camino, uno Crece.

Te abrazo.

Caminos y Finales

 

Un post ilustrado con fotos mías. (Cada uno hace lo que puede).

Para mirar. Para contemplar. Para pensar.

No vayas muy deprisa.

 

DSCF1748 (3)

 

Hay caminos que se pueden hacer tanto por tierra, por agua o por aire. Y, seguramente, llevan al mismo lugar.

 

Hay caminos que llevan a finales.

DSCF1733 (2)

 

 

También hay caminos que contemplan distintos finales.

DSCF1737 (2)

 

Y finales.

DSCF1742 (2)

 

Distintos finales.

DSCF1779 (2)

 

Incluso si fuiste protagonista en ese camino

1472744_10152313402428011_6793141070563420281_n

 

Siempre llega el momento de reciclarse o morir. De reinventarse.

DSCF1614 (2)

 

Antes de que ese final pueda llegar a ser traumático.

DSCF1732 (3)

 

 

Para poder volver a empezar… …aunque sea de otra forma. …y aunque sea desde cero.

DSCF1801 (2)

 

Aunque te parezca que estás tú solo contra todo.

10252003_10152328077708011_2841156182142660024_n

 

A pesar de que ese “todo” es lo único que se ve…

10155368_10152326397073011_5690906760220793071_n

 

El sol de cada día… …SÍ que ilumina todo y a todos.

10277136_10152326401898011_6767052928995960469_n

 

Y en medio de la lucha no estás sol@

10250104_10152328049498011_4439660753539827261_n

 

Hay muchos como tú

1888556_10152328042953011_430427275613299319_n

 

Y otr@s que aunque no sean como tú, tienen la misma lucha.

1012869_10152324292113011_4208946736384006791_n10154060_10152324295433011_2667506824885551295_n

 

Cada uno con su personalidad.

10157314_10152326391318011_1365948722763526180_n

 

Pero todos con ganas de conseguirlo.

10275928_10152328054838011_4494174030925862214_n

 

Así que no esperes más: Pide un deseo y sopla.

DSCF1813 (3)

 

Y vuelve a soplar. Y a soplar. Y a resoplar. Y otra vez. Y otra. Y otra más.

¡¡¡¡¡¡¡Vaaaaaamooooos!!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡OTRA MAAAAAAAAASS!!!!!!!!!!!!!!!!!

Hasta que te quedes sin aire.´¡Sí! ¡Vámos! ¡Otra vez mas!

Que en la vida, lo más interesante, es todo eso que puede llegar a quitarte la respiración.

Ponent

 

Te abrazo.

Amistad

 

"...Un hombre que necesita dinero pide a su patrón que lo ayude. El patrón lo desafía: si pasa una noche entera en la cima de la montaña, recibirá una gran recompensa.  Pero si no lo logra, tendrá que trabajar gratis para él. 

El hombre aceptó, ya que necesitaba urgentemente el dinero.

Al salir de la tienda, vio que soplaba un viento muy frío. Sintió miedo, y decidió ir a visitar a un amigo. 

Después de contarle el desafío que estaba presto a realizar, le preguntó si acaso era una locura... a lo que su amigo, después de reflexionar un poco le responde:

No es una locura, necesitas el dinero, si yo pudiera dártelo y ahorrarte tal sacrificio lo haría. Sin embargo, no puedo hacerlo, pero eso no quita que si que te puedo ayudar con tu desafío. Mañana, cuando estés en lo alto de la montaña, mira hacia adelante. Yo estaré en la montaña de enfrente. Pasaré la noche entera con una fogata encendida para ti. Mira el fuego, piensa en nuestra amistad, y busca en ello la calidez necesaria para soportar el frío de la noche. Sé que vas a lograrlo, y cuando lo hagas, yo te pediré algo a cambio.

fuego en la montaña

Todo sucedió como se había planeado, y el hombre superó la prueba.  Al recibir el dinero, fue inmediatamente a ver a su amigo. 

- Ya está, gracias a tu ayuda y compañía pude soportar el frío de la noche, y gracias a eso hoy tengo mi dinero. Dijiste que cuando lo hiciera me pedirías algo a cambio, así que vengo a pagarte.

- Me alegro mucho amigo mío, sé cuanto necesitabas ese dinero- dijo su amigo.- Sin embargo, no es dinero lo que quiero a cambio, solo quiero que me prometas, que si en algún momento el viento frío pasara por mi vida, tu estarías ahí para encender para mí el fuego de la amistad...-."

Fragmento libro "El Zahir" - Paulo Coelho. 

Te abrazo. Cálidamente.