Introducción



PACIENCIA

Quiero empezar este Blog con esta entrada. Es mi último descubrimiento. Si llegas hasta el final sabrás porqué. Y estoy convencido de que, lo que vas a leer, más tarde o más temprano, te va a servir.

¿Te pone mal haber elegido una cola (que es la que se mueve mas lenta… …¡siempre!) por más que era la más corta? ¿Odias hacer colas?
¿Te molesta que una persona llegue tarde y aún no sabes que pasó?
¿Te impacienta tu futuro y quisieras ver ya, por una ventanita, qué va a pasar? ¿Te molestas cuando las reuniones se retrasan? ¿Te pone mal que alguien te interrumpa cuando estás trabajando?
¿Te indigna la "estupidez" de la gente?
¿Te exaspera la lentitud?
¿Te cuesta esperar a que el otro termine lo que está diciendo cuando en la segunda palabra te diste cuenta de lo que iba a decir?

Si has contestado a varias de estas preguntas con un sí, es necesario que desarrolles tu paciencia.
Veo a la paciencia como una virtud que se muestra en la actitud que tienen algunas personas para poder sobrellevar cualquier contratiempo o dificultad.
 
¿Podríamos considerar a las circunstancias anteriores como una dificultad o un problema?
 
Si las vemos en la distancia, podríamos decir que son cosas menores, sin embargo cuando estamos en esos momentos, las sufrimos como si fueran de vida o muerte.

Déjame que juegue con la palabra. Paciencia… Paz-ciencia… La paciencia parece ser la Ciencia de la Paz. Seguramente es la Ciencia que debe evitar cualquier conflicto. O el camino hacia su solución.

Los momentos de mayor conflicto que vivimos, acostumbran a ser con nosotros mismos.

¿Os habéis fijado lo mal que enferma la gente activa? ¡No se pueden parar! Cuando uno enferma, se produce uno de los mayores conflictos con uno mismo: Los mecanismos de defensa de nuestro cuerpo se ponen a luchar para combatir esa enfermedad. ¿Como ayudamos a nuestro cuerpo? Desde luego que no con otro conflicto más: Todo lo que nos gustaría estar haciendo. Seguramente por eso a los enfermos se les llama… pacientes. Porque es lo que debieran ser.

La paciencia no es una actitud pasiva , sino todo lo contrario: Es una fortaleza en el ámbito de la aceptación y la serenidad.
 
La impaciencia muchas veces nos priva del presente y el disfrute del regalo que puede ser cada momento.
La paciencia es uno de los rasgos de una personalidad madura:
 
Sólo los niños quieren todo ya. No saben que las cosas llevan un tiempo y un proceso para conseguirlas.
El mejor fuego no es el que se enciende rápidamente.
George Eliot
Los que han desarrollado la paciencia disfrutan mas el camino que el destino, porque saben que esa ruta puede ser a veces larga, y no por eso ser menos productiva.
La paciencia puede ser amarga, pero sus frutos son dulces.
Jean Jacques Rousseau
He tenido durante este verano la oportunidad (sí, lees bien, la oportunidad) de estar al cuidado de una persona en un hospital. Corre por ahí un manual llamado “Como cuidar al cuidador”, que presta atención a esas personas con gente enferma a su cargo por largos periodos de tiempo. Fruto de todo ello nació la idea de este Blog.
Cuando el alumno está preparado, aparece el maestro (aunque siempre hubiera estado ahí)… Y se aprende la lección.
Si he hecho descubrimientos invaluables ha sido más por tener mas paciencia que cualquier otro talento.
Isaac Newton
Un enfermo te puede enseñar:
  • A valorar la salud, ya que no se aprecia mientras se tiene.
  • A saber que es comer con ganas, con apetito.
  • A valorar lo que es dormir a gusto y toda la noche.
  • A dimensionar qué es poder correr, saltar, vivir…
  • La relatividad de lo que llamamos vida: dinero, posesiones, placer….
  • A dar importancia a las pequeñas cosas: Un vaso de agua, una sonrisa, una palabra….
  • A cuánto vale tener una persona a tu lado.
  • A valorar lo que supone tener a alguien que te escuche; que te diga unas palabras; que sepa callar cuando no sabe que decir. (¡Silencio! antes de acudir a frases hechas que no dicen nada)
  • A valorar lo que supone tener alguien cerca que te quiere, te respeta, no te deja solo.
La paciencia. La Ciencia de la paz. La importancia de ser paciente. Un buen paciente.
Como final, un video ilustrativo. Es un corto que se titula ¿Esto qué es? Pues son 5 minutos. Dedicado a mis hermanos: auténticos artífices y los que mejor saben lo que es esto.