Introducción



Crecimiento

Voy a compartir contigo un piropo que me han dicho, y que he tenido la sensación de que es, quizá, para un profesional que se dedica a lo que me dedico yo, lo mejor que me han podido decir en mucho tiempo: “Eres un topógrafo de emociones”.
Eran las postrimerías de una sesión de coaching. Y digo postrimerías con toda la causa: se acababa esa sesión, y también era una de las últimas con esa persona.
La actividad esta haciendo que se superen las mejores expectativas. Cada entrevista, cada reunión, cada conversación con clientes, ya sea técnica o comercial se convierte en un filón para posibles artículos de “Quien motiva al motivador”. (Aparte, dicho sea de paso, que el trabajo pinta cada vez mejor)
Con la que está cayendo en esta época, puedo afirmar que veo multicolorido en las reacciones. Ventajas de ver la vida (y mi trabajo) en Tecnicolor y Cinemascope. Básicamente hay dos tendencias: Hay directores generales que se están dedicando a “gestionar el decrecimiento”, y otros a hacer la “gestión del crecimiento negativo”. Parece lo mismo, pero no lo es.
Estoy trabajando en varias de las “entradas” prometidas. Pero los acontecimientos se precipitan.
La naturaleza es crecimiento. Crecimiento inteligente. Seguramente nuestra sociedad no ha sabido crecer “inteligentemente” y por eso nos tenemos que inventar constantemente términos para “desasnarla” (Sacar a alguien o a algo de asno). Por ejemplo: la “sostenibilidad” o la “responsabilidad social corporativa”.

Puedes elegir retroceder hacia la seguridad o adelantar hacia el crecimiento. El crecimiento debe ser elegido una y otra vez; el miedo debe ser superado una y otra vez.
ABRAHAM MASLOW

En el terreno de lo personal también ocurre. Fíjate que perla rescatada de Facebook. Lo firman Susana Carizza e Isabel Bruno:
Uno crece
Imposible atravesar la vida ......sin que un trabajo salga mal hecho, sin que una amistad cause decepción, sin padecer algún quebranto de salud, sin que un amor nos abandone, sin que nadie de la familia fallezca, sin equivocarse en un negocio.
Ese es el costo de vivir. Sin embargo lo importante no es lo que suceda, sino como se reacciona. Si te pones a coleccionar heridas eternamente sangrantes, vivirás como un pájaro herido incapaz de volver a volar.
Uno crece... Uno crece cuando no hay vacío de esperanza, ni debilitamiento de voluntad, ni pérdida de fe. Uno crece cuando acepta la realidad y tiene aplomo de vivirla. Cuando acepta su destino, pero tiene la voluntad de trabajar para cambiarlo. Uno crece asimilando lo que deja por detrás, construyendo lo que tiene por delante y proyectando lo que puede ser el porvenir.
Crece cuando supera, se valora, y sabe dar frutos. Uno crece cuando abre camino dejando huellas, asimila experiencias... ¡Y siembra raíces! Uno crece cuando se impone metas, sin importarle comentarios negativos, ni prejuicios, cuando da ejemplos sin importarle burlas, ni desdenes, cuando cumple con su labor.
Uno crece cuando se es fuerte por carácter, sostenido por formación, sensible por temperamento...¡Y humano por nacimiento!.. Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas. Recoge flores aunque tengan espinas y marca camino aunque se levante el polvo. Uno crece cuando se es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones. Capaz de perfumarse, con residuos de flores... ¡Y de encenderse con residuos de amor...!
Uno crece ayudando a sus semejantes, conociéndose a sí mismo y dándole a la vida más de lo que recibe. Uno crece cuando se planta para no retroceder...Cuando se defiende como águila para no dejar de volar...Cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella. Entonces...Uno Crece

Maravilloso. Te recomiendo que visites el Blog Calle 1440. Que son los minutos que tiene un día. Eso que nos damos a llamar presente. Los regalos cogen su denominación. Porque vivir cada día, cada minuto… es un extraordinario regalo. Si lo usas para crecer. Que es en definitiva vivir.

crecer

Los acontecimientos siguen precipitándose. Todo va muy rápido. Y cada vez más rápido. En un mundo en que lo que más crece, es la certidumbre de la incertidumbre. ¿Y tu? ¿Como lo afrontas?

Cuántas cosas perdemos por miedo a perder.

PAULO COELHO

“Eres un topógrafo de emociones” me dijo. Y yo, por escrito, le contesté:

No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida, ni tengo respuestas para tus dudas o temores, pero puedo escucharte y buscarlas junto contigo.
No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro, pero cuando me necesites estaré junto a ti.
No puedo evitar que tropieces, solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.
Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos, pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.
No juzgo las decisiones que tomas en la vida, me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.
No puedo trazarte límites dentro de los cuales debes actuar,
pero si te ofrezco el espacio necesario para crecer.
No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el corazón, pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.
No puedo decirte quién eres ni quién deberías ser, solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo.

Desearía que mis hijos leyeran esta entrada. No sé si les ayudará en la ardua tarea de contestar cuando les preguntan a que se dedica su padre. Pero probablemente les ayudará a que ellos lo entiendan mejor.

Te abrazo.